Con los precios del gas y los alimentos a niveles récord y la inflación general en aumento, la persona trabajadora promedio con un puntaje de crédito bajo en la economía actual tiene dos preocupaciones principales en mente: Cómo satisfacer sus necesidades de efectivo a corto plazo y cómo preservar su salud financiera a largo plazo.

Afortunadamente, un préstamo de crédito a corto plazo puede ayudar con ambos casos, incluso si se tiene mal crédito.

Los préstamos a corto plazo están disponibles también para personas con un puntaje de crédito pobre o con problemas en el Buró de Crédito.

Para estos casos puedes recurrir a solicitar un préstamo bancario o recurrir a los préstamos en línea en donde tanto el trámite como la disposición del efectivo lo puedes hacer desde la comodidad de tu hogar.

Antes de considerar sacar un préstamo con mal crédito, aquí hay 5 cosas que debes considerar:

1) Un préstamo a corto plazo puede mejorar tu puntaje de crédito y esto puede ayudarte a obtener préstamos de mejor calidad en el futuro.

La razón de esto es que un 35% de tu puntaje de crédito se calcula en función de tu historial de pagos.

Por lo tanto, sacar y luego hacer reembolsos puntuales de tu préstamo puede tener un efecto muy positivo en tu puntaje. En este sentido, puedes optar por pensar en los pagos de intereses más altos como una inversión en tu salud financiera a largo plazo.

Si obtienes una mejor calificación, puedes calificar para otros préstamos a más largo plazo.

2) El préstamo con mal crédito se puede cancelar rápidamente, lo que te permite ahorrar dinero.

Este préstamo se realiza en un período de pago más corto y significa que, a pesar de que la tasa de interés para tu préstamo de crédito a corto plazo será más alta de lo que sería para otros tipos de préstamos, el monto total de los pagos de interés que realices podría ser mucho más bajo que si tomaras un préstamo a más largo plazo con un interés más bajo.

Esto significa dinero en tu bolsillo.

3) Puedes obtener un préstamo a corto plazo incluso si tienes una garantía limitada.

En la actualidad hay muchos prestamistas en el mercado que están dispuestos a otorgar un préstamo a corto plazo, incluso si no tienes ninguna garantía (por ejemplo, inversiones financieras, un automóvil, una casa, etc. ).

Si se encuentras en una situación en la que necesitas efectivo rápidamente, pero no tienes ningún tipo de garantía, la mejor opción es obtener un préstamo en línea.

El único inconveniente de estos préstamos es que solo podrás solicitar montos máximos que a menudo oscilan entre $1,000 y $10,000 mx en la mayoría de los prestamistas.

4) Puedes solicitar tu préstamo en línea para obtener tu efectivo más rápidamente.

Hay muchos prestamistas que te aprobarán al tramitar este tipo de préstamos a corto plazo directamente en línea. Usualmente, el proceso de solicitud puede tomar menos de 10 minutos.

La mayoría de los prestamistas también ofrecen una opción telefónica gratuita para aquellas personas que prefieren postularse de esa manera.

Si seleccionas el prestamista adecuado al comparar las opciones, podrás obtener la mejor oferta posible para obtener la tasa de interés más baja posible.

Por lo que al tramitar este tipo de préstamo en realidad puede ayudar a tu salud financiera a largo plazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *