Desde hace dos meses que mi esposa y yo nos venimos a vivir a Ucrania –ella es de aquí-  por lo que apenas estamos acostumbrándonos a la ciudad de Kiev una ciudad en la que, a pesar de que la he visitado muchas veces, nunca había vivido aquí. Me parece que alguien que nunca se ha encontrado en el este de Europa y vivido algún  tiempo en esta zona geográfica del mundo, no podría vivir aquí de ninguna ya que aquí todo es distinto a occidente y tiene en muchas cuestiones mucho mas en común con China o Turquía que con cualquier país occidental.

El ir a vivir a otro país nunca es una cosa fácil y requiere de mucha convicción y muchos valores de independencia ya que en otros lugares uno solo puede depender de uno mismo sin esperar nada de nadie. Para mi suerte, mi esposa tiene mucha familia, familia que es muy atenta en el verdadero sentido de la palabra quienes siempre están al pendiente de todo, sin embargo no es conveniente nunca depender en nadie más.  Aunque debo decir que se siente muy bien el tener familia que se preocupe por ti a diferencia de ser una entidad desconocida  para tus propios padres.

La razón por la cual decidimos irnos de México no es una sino muchas. Una de las principales razones por la cual  decidimos irnos se debe a la situación en la que se encuentra el país en materia de seguridad y medio ambiente, algo que como mexicano uno está más que acostumbrado, sin embargo algunos extranjeros no pueden vivir con la combinación de estos dos factores por mucho tiempo, mi esposa es un caso de estos ya que opina que aquí en esta ciudad uno no puede caminar tranquilo en una zona verde con el cielo azul.

Otra razón muy importante por la que decidimos partir tiene que ver con el tema de maternidad en todos los sentidos. En primer lugar, una futura madre en México tiene dos opciones: dar a luz en hospitales astronómicamente caros o hacer lo mismo en hospitales de quinto nivel  que estuvieran mejor en África que en este continente. Asimismo, aunque uno atienda a hospitales sumamente caros, el servicio del personal no es muy bueno ya que tenemos una combinación de excelentes médicos y pésimas enfermeras y cuando digo pésimas no estoy exagerando.

Otra razón por la que partimos se debe a que las situaciones familiares de mi lado son un completo desastre donde casi todos se odian entre si – excepto por los hermanos hombres – y los conflictos entre las partes involucradas jamás se pueden quedar en ellos sino que tienen que involucrar a toda la familia en cada pleito. Esto es soportable cuando sucede esporádicamente mas no cuando –sin exagerar- suceden de dos a tres tragedias por semana sin cesar.  Esto es algo que nos ha afectado mucho a mi esposa y a mi.

Por supuesto que la situación aquí no es fácil, pero es mucho mejor. Hoy fuimos a una exposición de venta de aviones de la compañía en la que trabajo muy interesante, todo marcha bien

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *