entrevistaignaciosantiago - Las preguntas machistas en una entrevista de trabajo

Ayer por la tarde al salir de trabajar y le envié un mensaje a mi novia para preguntarle cómo le había ido en su entrevista de trabajo. Estaba furiosa, me dijo que le había ido pésimo, pues le habían hecho preguntas machistas. Poco a poco he ido conociendo más sobre el feminismo gracias a ella, pues es una persona que ha defendido que haya equidad en ambos géneros, aunque tenemos nuestras discrepancias, siempre trato de tener la mente abierta y comprenderla, aunque hay veces que defiendo algunas posturas como la caballerosidad, etc. Pero para no salirme del tema, nos vimos por la tarde noche y le pregunté lo que había sucedido y comenzó a contarme.

Resulta que las primeras preguntas del encargado de reclutamiento de personal de la empresa para la que se había postulado fueron referentes a su situación sentimental y su planeación familiar a futuro. Le cuestionó si era soltera, casada y si tenía pareja, pues, en teoría, aunque esté conmigo como novia, es soltera para la ley. Comencé a hacer memoria de mis entrevistas de trabajo y en ninguna recuerdo me hayan hecho estás preguntas. Como si quería tener hijos, si estaba en mis planes a corto o mediano plazo, si tenía pareja. Nada de eso, incluso mis entrevistas comenzaban con banalidades como el clima o el tráfico y después nos íbamos a mi currículum. ¿Por qué a las mujeres les cuestionan sobre su vida privada? Eso no debería importar, si bien son ellas quienes cargan a los hijos por nueve meses y sufren las consecuencias como cansancio, mareos, etc., eso no tendría por qué afectar su rendimiento laboral, sólo hasta que nazca, por obligación ahí tendrá que faltar, lo mismo que el padre, pues tiene derecho de ausentarse en caso de ser papá. Pero a nosotros eso no nos lo preguntan.

de1 300x217 - Las preguntas machistas en una entrevista de trabajo

Si de por si mi novia ya se había molestado por el arranque de la entrevista, ya me imagino cómo se puso cuando el reclutador comenzó a explicarle las obligaciones que tendría. Me cuenta que la mujer que la estaba entrevistando le dijo que había ocasiones en las que debería usar blusas un poco más desabotonadas, ir bien peinada y maquillada, y una falda, no muy corta, pero tampoco muy larga, sobre todo cuando fuera a acompañar a ejecutivos a visitar clientes. ¿Qué no la están contratando por su calidad como asistente ejecutiva en finanzas? ¿Por qué debe impresionar con su belleza y no con su inteligencia? Y volví a compararme, si bien a mí no me pedían un tipo de vestimenta, sólo me hicieron el comentario de que el código era formal, tanto para hombres como para mujeres, pero jamás me dijeron que cuando fuera a ver a un cliente o a un jefe tenía que ir más arreglado de lo normal o con smoking.

Quizá estás preguntas a nosotros como hombres nos parezcan inofensivas, que las mujeres no tendrían por qué enojarse, pero si te detienes a analizar un momento, son cuestionamientos que les hacen por ser del sexo opuesto, incluso demostrando que vale más su apariencia que lo que ellas sepan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *