Vayamos directo al grano… si ya tienes diabetes lo mejor es cuidarte al máximo para que el resto de tu vida se vea tranquila sin la sombra de los problemas que esta enfermedad trae cuando te descuidas.

Y la mejor forma de hacerlo es seguir estos 6 consejos que permitirán tener a tus pies sanos y fuera de peligro… veamos:

1) Mantener los pies secos para reducir el riesgo de infección

El mantener secos los pies es parte de una buena rutina de higiene. El espacio entre los dedos es muy hermético y aquí la piel se humedece y se rompe, lo que provoca una infección.

Hay que prevenir esto secándose cuidadosamente después de lavarte los pies y al quitarte los calcetines o los zapatos húmedos o sudorosos inmediatamente.

Si bien se puede usar crema hidratante para prevenir la piel seca y agrietada, solo habrá que evitar ponerla entre los dedos de los pies.

2) Estabilizar y aliviar los pies con zapatos ortopédicos

Usar un calzado correcto es muy importante para el pie diabético por lo que el calzado ortopédico es una gran inversión en cuanto a protección y comodidad.

Los zapatos hechos especialmente para personas con diabetes están disponibles en tiendas especializadas y en línea o puedes visitar a tu podiatra para obtener consejos.

Tu médico puede recomendarte el mejor tipo de zapatos si tienes una úlcera o llaga que no se está curando en un pie diabético.

3) El ejercicio como beneficio para la salud de un diabético

Las personas con diabetes se benefician con el ejercicio pero, ¿cuál es el mejor?

Si bien el ejercicio para la diabetes ciertamente no es para todos, el tener en cuenta que muchas clases de ejercicios y programas de ejercicios aeróbicos incluyen rebotar, saltar y brincar, lo que puede no ser bueno para los pies.

Esto es especialmente cierto si tienes neuropatía.

En su lugar, será mejor buscar programas como caminar o nadar y que no ejerzan demasiada presión sobre los pies.

Solo hay que asegurarse de tener el zapato adecuado para la actividad que se elija.

4) Dejar de fumar para mejorar la circulación en los pies

Los peligros de fumar van desde la cabeza hasta los pies.

Los productos químicos en el humo del cigarrillo dañan y contraen los vasos sanguíneos, lo que significa que si fumas, estás privando a los pies de la sangre rica en nutrientes y oxígeno que combate las infecciones y las mantiene sanas.

Los pacientes diabéticos ya tienen factores de riesgo que comprometen sus vasos sanguíneos por lo que nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y ayudarse más en esta enfermedad.

5) Controlar el azúcar en la sangre para ayudar a evitar la neuropatía diabética

Existe una relación directa entre el nivel de azúcar en la sangre y el daño a las células nerviosas.

El azúcar en la sangre fuera de control conduce a la neuropatía y cuanto mejor se controle el nivel de azúcar en la sangre, más sanos serán los pies a largo plazo y el resto de tu salud en general.

Recuerda que si ya se tienes una infección, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer que sea difícil para el cuerpo el combatirla.

6) Verificar con tu equipo de atención médica para obtener más ayuda

Tu médico y su equipo de atención médica para la diabetes son excelentes fuentes de información si necesitas ideas e inspiración para cuidar de tus pies o ayudarte para dejar de fumar o estar al tanto de los “números” de tu salud: como tu peso, niveles de azúcar en la sangre y otras medidas de salud como la presión arterial.

Por supuesto, si notas algún cambio en los pies que sea preocupante, es una buena idea consultar a tu médico antes del próximo chequeo que debes tener programado regularmente.

De esta forma no solo tus pies se encontrarán sanos y fuera de peligro, sino todo tu cuerpo y tu salud en general… ¿no lo crees?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *